Tuesday, November 4, 2008

Hoy es el día: posibles formas de evadirse

Señores y señoras,

En mi última y primera publicación en este cuaderno de campo me tiré vilmente el moco, o dicho en argot, me eché un farol, o dicho de otro modo, mi versión no fue totalmente compatible con los hechos. Por eso ahora habremos de remitirnos a esto, al hecho,
y dejar a un lado los golpes de pecho, pero no los pechos, nunca los pechos.
Permitiéndome divagar un instante diré que si el hombre varón (no el hombre hembra) hubiera nacido con pechos, o con la capacidad de felarse, nuestra raza ha tiempo que se habría extinguido. Fea, pero fehaciente prueba de la infinita sabiduría de los inescrutables senderos de la providencia.

"Yo soy la providencia", reza el epitafio de Howard Phillips Lovecraft. Hoy día en este país nadie se atrevería a cuestionarse este dicho. La providencia somos todos. No es como hacienda, es inversamente proporcional a hacienda, en el sentido de que, cuanto más defraudas, más providencia puedes permitirte.
Pongamos por caso: yo pago mis impuestos, el 60% de los cuales van directamente al asesinato de otros seres. Soy, por tanto, un ciudadano probo, íntegro, competente. Tengo una haciendabilidad del 100%.
Pero resulta que, por casualidades de mi nacimiento, soy también un alien. De dónde, no sabe / no contesta. De qué color, normal tendiendo al verde por la noche, a infinito bajo un caleidoscopio de tamaño medio. Y por ser un alien, tengo determinados privilegios, pero no otros. Por ejemplo, tengo el privilegio de pagar impuestos, pero no tengo el privilegio de votar:
Mi providenciabilidad tiende al cero por ciento.
Me permito por tanto sentirme poco identificado con esta ola de entusiasmo que nos invade, qué les voy a contar, estando donde estoy, Obama por aquí, Obama por allá. Yo sé que ganará Obama por muchas razones, ninguna de las cuales tiene nada que ver con que McCain sea un enfermo mental con el porcentaje de compatibilidad con la inteligencia de un poste de telégrafos sin cables, ni con que Sarah Palin sea Sarah Palin. No, esto no es la causa, sino el síntoma. El síntoma de que no hay una verdadera lucha.

Es normal: nunca hay una verdadera lucha. Los republicanos y demócratas son como aquella época española del 'turnismo', de ahora Cánovas, ahora Sagasta, y después Cánovas, y después Sagasta otra vez, y todo bien pactadito y sin sorpresas. Aquí la única diferencia es que no pactan ellos, sino las empresas que les apoyan. Lo digo yo, que estoy en los consejos de administración más secretos, siempre.
Aquí las empresas que votan, lógicamente, son las de armamento y tecnología. Ellas deben decidir qué países van a poder invadir para seguir usando sus armas, o qué políticas se van a seguir en casa para seguir produciendo y vendiendo armas. Es el 60% del pastel impositivo federal (mayoría absoluta). No importa absolutamente ningún otro tema a la hora de saber quién será el presidente: sólo dónde, cómo, y cuándo se van a repartir los contratos, concesiones, subvenciones y demás intervenciones de la industria militar.
Digamos, por tanto, que la providenciabilidad de un Yo es un número infinito de veces menor que la de un don Halliburton, un Monsanto, un Arbusto, etc etc. Y eso sería así incluso aunque yo pudiera votar.
En este caso se añade que no hay una verdadera lucha porque el partido republicano sabe que es tiempo de que otros recojan cuatro u ocho añitos de tempestades.

Y todo esto viene a que en esta situación da igual que sea Obama quien se lleve las tropas a Afganistán en vez de a Iraq o Palin quien se las lleve a Rusia o Venezuela. El complejo tecnológico/militar necesita comer, sea donde sea. Y comerá, vaya si comerá. Por eso no me creo nada, ni de Obama, ni de Biden, que por cierto tiene un currículum bastante poco pacifista (presidente del consejo parlamentario que aprobó la invasión de Iraq) o tolerante (es uno de los mayores impulsores de leyes que criminalicen a los usuarios de redes p2p, uno de los popes de la anti-"piratería", digamos el Teddy Bautista del partido demócrata. ¿Votaría usted a Teddy Bautista? No responda aún...). No es que no me crea nada: es que me reorino en todas y cada una de las promesas en que se orinan ellos, que tampoco son tantas por que ya se sabe, si uno quiere ganar, cuantas menos cosas concretas diga, mejor. Por ejemplo, la presidenciabilidad de un 'vamos a destinar el 10% del presupuesto federal a implementar programas educativos en las escuelas, y lo vamos a hacer dando dinero a las ciudades para que puedan contratar hasta un 5% más de profesores o suban proporcionalmente el sueldo a su plantilla', por poner un ejemplo no muy concreto, es igual a cero comparada con un 'vamos a apoyar la educación de los niños, porque los niños son el futuro de América, mi América, tu América.' Puedes ver el test debajo.

De todas formas, todo esto es salirse del tema. Mi problema principal es que, no importa lo mucho que yo sepa que el mundo estaría mejor si los republicanos hubieran sido completa y no parcialmente abortados a tiempo, no importa que Bush, cuya presidencia loado sea el Señor termina hoy a efectos psicológicos, me haya hecho replantearme la bondad de mi ser (cuando uno se sorprende deseándole a alguien un cáncer, o una explosión de mina antipersonal en los testículos, o una lenta tortura en una cárcel afgana, o una decapitación tras la cual la cabeza se use para jugar un partido de fútbol, y gustándose en el pensamiento, uno se plantea, sí, su bondad, y tiene dudas sobre su capacidad de perdón y misericordia)... No importa. Nada de esto me entusiasmaría, ni aún pudiendo, lo suficiente como para hacerme mover mi orondo culo hasta una urna, porque mantengo mi sólida convicción de que todo esto es una farsa sin gracia ni interés.

Ahora bien,
He aquí mi pregunta:
¿Es mi postura equivocada? ¿Ayudo realmente con mi no-voto (suponiendo, repito, que tuviera este derecho) a que algo cambie? ¿Soy un cómplice de la pasividad, de lo 'apolítico' (que siempre significa lo que ya sabemos)? ¿Soy, en suma, mucho más conservador de lo que me creo? ¿Es mi rictus de cinismo el último recurso del incapaz?
He aquí mi duda.



pd:
Por hacer algo más ligero, y dado que tiene usted 4 años para prepararse, haga este sencillo
Test de presidenciabilidad:
¿Podría usted presentarse como candidato a la presidencia de EEUU?

Decida qué frases suenan más presidenciables:

1.
a) "La política exterior de EE.UU. en los últimos ocho años ha significado la muerte de más de 100.000 civiles. CIVILES."
b) "Los errores en la política del Sr. Bush han costado la vida de 4.000 soldados americanos."

2.
a) "La guerra contra las drogas no ha conseguido absolutamente nada: el consumo de todas las drogas ha seguido subiendo en todo el país, y solo hemos conseguido gastarnos miles de millones de dólares del presupuesto estadounidense, y crear guerras civiles en países como Colombia y, ahora, varios estados de México."
b) "Necesitamos medidas más efectivas que aseguren que ningún terrorista pueda asaltar a nuestros niños a la salida de los colegios para inyectarles heroína."

3.
a) "¿Qué tipo de persona puede ser tan amargada como para molestarse porque otras dos personas se quieran casar? ¿Qué tipo de degeneración mental te hace pensar que puedes meterte así en la vida de otras personas?"
b) "El matrimonio homosexual es un tema que puede herir sensibilidades y susceptibilidades pero se trata ante todo de hacer lo que el pueblo pide, lo que América quiere, la América que tú quieres, la América que todos queremos.?"

4.
a) "El apoyo de EE.UU. a Israel, el país que más resoluciones de la O.N.U. ha incumplido, de manera sistemática, en los últimos 50 años, desestabiliza la región, hace que en Israel triunfe el terrorismo de estado, y convierte a nuestro país en un rehén de su política. Quizás deberíamos replantearnos una sana neutralidad para resolver el conflicto."
b) "EE.UU. siempre apoyará a Israel, pase lo que pase, cueste lo que cueste."

5.
a. "El pueblo cubano ha sufrido durante medio siglo un embargo que puede calificarse de guerra fría. Es decir, de guerra. Cuba no ha hecho nada por ganarse este odio, más allá de demostrar que un gobierno socialista podría gestionar bien su país, de no ser ahogado por la imposibilidad de comerciar con otros países. Todos los países del mundo (excepto EE.UU. y, suponemos, Israel) están en contra. El embargo es irracional, anticapitalista, va contra el mercado libre, es inhumano y es completamente injusto e innecesario. Es, hay que admitirlo, poco probable que Cuba pueda suponer un peligro para EE.UU. Incluso si intentaran invadirnos, es posible que no consiguieran poblar toda Florida. El embargo debe terminar."
b. "Cuba debe mostrar que respeta los derechos humanos y debe acabar con la represión política antes de poder negociar una rendición absoluta a EE.UU."

Respuestas correctas:
1) b: ¿a quién diablos le importa la muerte de alguien si no es americano? ¿Es usted acaso un terrorista?

2) b: Heroína! Terroristas!!! NIÑOS!!!! NIÑOS!!!

3. b: América! América! ¡¡¡AMÉRICA!!!

4. b, y punto. Aún nadie sabe bien por qué, pero así será siempre (porque, de nuevo, todo el mundo mira el dedo y no la luna: no es Israel, es la producción de armas y tecnología).

5. b, claro. Derechos humanos podría referirse a Guantánamo, y represión política a la necesidad democrática de que, en vez de haber un partido, haya dos que se turnen. En todo caso, "respetar los derechos humanos" es una expresión que gana puntos la diga quien la diga, cuando la diga, incluso aunque la diga la escoria subhumana reptante que poluciona el planeta con su aliento de podredumbre e hipocresía y que, por acortar, decidieron llamar George, o "W".

2 comments:

Tupperweider said...

Ese es mi niño! Cómo está el mundo. Cómo está tu cabeza. Qué dios te bendiga, que dios bendiga América, que América se haga un lío y que el lío líe América. Con papel de fumar, quiero decir. Por cierto, se te entiende y todo, has desoxidado tu español.

Dario said...

Tienes más razón cun santo, pero aún así no puedo evitar una sonrisilla al ver a un negro presidente de los UCHA. Quizá he sido muy permeable a la campaña mediática, pero me parece un logro de la hostia... aunque probablemente sea un logro estético y todo siga igual, como tú dices. Pero estoy seguro de que para millones de negros (americanos, pero también africanos) la elección de OhBama ha sido un motivo de orgullo, una inyección de dignidad... aunque sigan teniendo sus mismos trabajos de mierda o sus mismos guetos llenos de miseria y delincuencia